Minimizando redes sociales

Facebook, Twitter, Instagram, Whatsapp … Hace ya un tiempo empecé a bajarme del carro de las redes sociales, empezando por WhatsApp. Mantengo una relación amor-odio: por un lado me encanta poder estar en contacto con ciertas personas e informaciones, por otro me resultan muy invasivas (caso de WhatsApp) y –por la manera en que secuestran mi atención, sobre todo Facebook– me doy cuenta de que efectivamente, están diseñadas para enganchar. Aluciné viendo el documental ¿Por qué hacemos clic? (fue emitido en La noche temática).

Tomé la decisión hace meses de dejar de añadir mi granito de arena: ya no envío comunicaciones masivas (publicidad, vaya) por WhatsApp y quien quiera se puede apuntar a la newsletter y recibir información, y borrarse cuando quiera. Punto.

Con la web ya en marcha, estos días asomé el morro por Instagram y reculé enseguida (puse una entrada y luego pensé, ¿para qué?).

Elijo dedicar mi tiempo a seguir investigando/estudiando, practicar, cuidar de mis alumnos/as, no tengo afán de convencer a nadie. Sí que voy a mantener el canal en YouTube porque me resulta práctico colgar ahí los vídeos, sin tener que pagar extra de hosting (sé que hay alternativas, pero ahora tampoco quiero trastear).

En la página de @sentirnosencontacto en Facebook puse hace unos días la siguiente nota, uniéndome al movimiento Facebook-Free:

Somos muchas las personas ya saturadas de pantallas y redes sociales, no quiero contribuir a ello y tampoco quiero perder energía ahí. No sé si será definitivo o temporal, sí que no pongo fecha de vuelta.

Si te interesa lo que ofrezco entra en la web sentirnosencontacto.com –mi «campamento base»– y te pones en contacto conmigo. Puedes indicarme si deseas que te informe por email de actividades y novedades. NO CONTESTO mensajes de Facebook, y tampoco usaré Whatsapp ni Instagram para comunicarme contigo.

Menos, es más. Quiero poner mi granito de arena para reducir la “infoxicación”.
Gracias por tu comprensión.

Y tú, ¿cómo llevas tú el tema de las pantallas y las redes sociales?¿Has tomado alguna decisión o medida limitante? Si quieres contarme, te leo en comentarios.

Deja un comentario