¿Qué me tiene atrapada de la Teoría polivagal?

Desde que hace año y medio gracias a Luis Siguero conocí el TRE (Tension & Trauma Releasing Exercises), lo incorporé a mi práctica casera y junto a mi colega Mònica Nebot –que también es facilitadora, y ahora vecina– he podido seguir aprendiendo y compartiendo sobre el funcionamiento del sistema nervioso y los mecanismos de (auto)regulación.

Con el confinamiento aproveché para zambullirme investigando sobre Teoría polivagal (de hecho en las referencias que compartí en el artículo del agotamiento por pantallas, seleccioné un par de extractos de vídeos de Stephen Porges) y estoy encantada de poder compartir ahora este vídeo de Julia Zatta que tan bien lo explica:

Julia es discípula de Deb Dana, autora del libro La teoría polivagal en terapia y está acercando al ámbito de la psicoterapia este otro paradigma, tan en consonancia con el nuestro. La base es la confianza, mucha confianza en la capacidad del cuerpo para regularse y mucho investigar para ver cómo crear las condiciones, ese entorno propicio en el que alguien se sienta lo suficientemente seguro/a y pueda regularse, incluso llegar a reprogramar su sistema nervioso:

Durante tres meses voy a disfrutar del acompañamiento de Julia y mi «par» (aún no nos conocemos, empezamos la semana que viene) en un viaje de autodescubrimiento de mi propio sistema nervioso. Es lo que me tiene fascinada: saber que hay un funcionamiento «estándar» digamos (igual que todos los corazones, hígados, etc. funcionan más o menos de la misma manera) pero que luego cada persona, en función de nuestras experiencias pasadas y cómo hemos ido viviendo y «calibrando» el sistema, reaccionamos de una manera u otra, a menudo de manera automática.

Entender que no hay nada malo en el funcionamiento automático, y aún así querer detectar y comprender mejor –llegar incluso a empatizar con algunos mecanismos primitivos…– me parece una forma de lo más amable y fascinante de profundizar en el autoconocimiento. Leyendo el libro de Deb Dana sentía una tremenda compasión hacia esos aspectos del «personaje» que no gustan tanto, pero ahí están. Y están ahí por algo, y es maravilloso que se esté investigando un camino para trascender ciertas de las limitaciones más burdas (que además, pueden generar mucho sufrimiento a algunas personas) sin negar la función evolutiva que han cumplido. Quizás desde una nueva perspectiva y sobre todo con vivencias prácticas que la acompañan, ya no tienen sentido. Es lo que hacemos también en las clases de estiramientos y especialmente en Trabajo con el Potencial Corporal.

Si quieres saber más, te invito a leer el artículo de Julia en su web: https://www.juliazatta.com/sistema-nervioso-y-teoria-polivagal/ y ademas, recomiendo 100% sus cursos de Anatomía aplicada al yoga, Yoga y lesiones… es una crack, muy pedagógica y me encanta desde dónde transmite 🙂

Gracias Julia por tu generosidad, confianza y alegría.


Últimas plazas para Bostezar y temblar, todo es empezar : Retiro Urbano en Godella (11-12 de diciembre)
Puedes informarte y → RESERVAR AQUÍ ←
.
Recibes un curso de TRE® y prácticas de Estiramientos de Cadenas Musculares®, para que tu sistema nervioso goce, retoce y se descargue de tensiones.

Deja un comentario